La tecnología 5G mejorará la atención médica

5 de abril de 2021

La asistencia sanitaria tiene mucho margen de mejora desde el punto de vista tecnológico. Afortunadamente, el 5G es una plataforma que viene a revolucionarla. Ya sea haciendo accesibles grandes volúmenes de datos, conectando áreas rurales con profesionales especialistas, lo que redundará en mejores opciones de tratamiento, o acelerando la innovación en telesalud, la tecnología 5G va a aportar mejoras al sector de la salud desde múltiples ópticas.

Disrupción basada en datos

Los datos han ayudado a dar forma a la atención médica y a la medicina durante siglos. Cuando los médicos notan un patrón en los pacientes, las compañías farmacéuticas ven una tendencia en sus grupos de tratamiento experimental o un paciente informa de una tos crónica, los datos siempre están ahí para indicarles el protocolo correcto a utilizar.

Los datos nos han ayudado a resolver algunos de los mayores misterios médicos de la humanidad. Por ejemplo, cómo se propagan las enfermedades. “Cuando la gente entendió, por fin, qué eran los gérmenes y cómo impulsan la propagación de enfermedades, se revolucionó la atención médica”, explica Jennifer Esposito, ex Director General Mundial y directora del grupo de ciencias biológicas y de salud de Intel.

“La convergencia de las tecnologías 5G, IA y sensores, va a generar un cambio similar, que transformará la forma en la que se entiende la salud de las personas, cómo se ofrece el tratamiento y cómo se amplía el acceso a la atención sanitaria y a los expertos en cada área de la salud humana”, dice Esposito.

Los hospitales, son uno de los mayores productores de datos multivariante y multidimensionales. No estamos hablando sólo de datos numéricos. Los datos generados por los sistemas de salud incluyen millones de imágenes de alta definición de resonancias magnéticas y tomografías computarizadas. Se estima que en 2020 los sistemas de salud generaron más de 2.314 exabytes de datos.

Eso equivale a 2.314 billones de gigabytes, una cantidad gigantesca y sin precedentes de datos con los que lidiar. Por suerte, la tecnología 5G puede ayudarnos a darle sentido a todo.

5G, el único camino a seguir

¿Cómo puede ayudarnos el 5G con el problema de los macrodatos generados en la atención médica? Debido a que las ondas 5G son más pequeñas, más rápidas y más flexibles que las ondas 4G, pueden transportar más datos sin ejercer una presión innecesaria sobre el resto de la red.

Actualmente, la atención médica comprende el 30% de los datos totales del mundo, y esta proporción solo crecerá en los próximos años. Con tecnologías como el 5G y la inteligencia artificial (IA), los sistemas de salud pueden descubrir nuevos conocimientos a partir de esta montaña de datos. A su vez, estos conocimientos y nuevos paradigmas, pueden ayudar a los profesionales médicos a avanzar hacia tratamientos proactivos y preventivos en lugar del modelo reactivo que predomina actualmente.

La tecnología 5G permite monitorizar pacientes en tiempo real a través de dispositivos inalámbricos portátiles. Monitorizar el ritmo cardiaco, el azúcar en la sangre y los niveles de actividad varias veces durante el día permitirá obtener mayor información sobre la salud diaria de los pacientes.

Además, la generación de un mayor volumen de datos, creará más oportunidades para analizarlos y encontrar tendencias basadas en datos demográficos y de ubicación. Cruzar estos datos con información ambiental, como la calidad diaria del aire o los índices de calor, podría generar información aún más valiosa.

En la misma línea, con la tecnología 5G, es posible transmitir de forma fluida, cosas como chatbots de voz y video que transformarán la forma en que los pacientes acceden a la atención sanitaria, facilitando la búsqueda de un médico disponible para concertar una cita. Un cirujano de todo el mundo podría incluso realizar una cirugía remota en tiempo real gracias al 5G.

¿Qué tiene que ver la latencia con eso?

En este momento, es posible que te estés preguntando: ¿Cómo puede el 5G lograr esta velocidad récord y aún mantener la integridad de los datos? La respuesta está en su baja latencia. La latencia es el tiempo que tarda la información en ir desde el dispositivo que la genera hasta su destino (por ejemplo, el tiempo desde que se pide el acceso a una página web hasta que la misma es descargada en el terminal).

Cuando nos referimos a la tecnología 5G y sus avances en cuanto a la latencia que ofrece a los usuarios, podemos observar una reducción significativa en el tiempo que tarda la información en atravesar la red a valores que están entre 60 y 120 veces más rápido que las latencias promedio del 4G, que ya estaban por debajo de los 20 milisegundos

Esta mejora en la latencia permitirá que las comunidades rurales accedan a la atención médica libremente; dará a los pacientes que tienen problemas crónicos o complejos la libertad de llamar al médico de forma remota para pedir consejo. “En muchos de estos escenarios remotos, es posible que no puedas hacer mucho más que hacer el triage a un paciente y luego tomar una decisión sobre si necesitas o no enviarlo a otra consulta. Creo que estas redes de alta disponibilidad y baja latencia permitirán una expansión del acceso a la atención para las personas que de otra manera tendrían que viajar grandes distancias para recibirla”, dice Esposito.

La latencia reduce la tensión en la red general y menos tensión equivale a un mejor rendimiento. Esto es especialmente beneficioso para los médicos, que a menudo se enfrentan a situaciones en las que deben tomar una decisión en el último momento.

Además de esto, el 5G dará la oportunidad de destacar a las soluciones de realidad aumentada (AR) y realidad virtual (VR). Los médicos podrán visitar a los pacientes en sus hogares a través de AR. Las investigaciones muestran que la realidad virtual es una gran solución para los niños con autismo y para los pacientes que sufren de adicción a las drogas o enfermedades mentales.

Investigadores de la Universidad de Houston estudiaron cómo se ayudaba a los pacientes que padecían adicción al alcohol con soluciones de realidad virtual: podían practicar el rechazo de una bebida en un entorno social sin tener que soportar las consecuencias reales. Este método de terapia de bajo riesgo puede hacer maravillas en pacientes de todos los ámbitos de la vida.

En realidad, estas posibilidades son solo la punta del iceberg. La tecnología 5G desatará una nueva ola de innovación en el espacio médico. Y todos en todo el mundo se beneficiarán. ¿Qué aplicaciones 5G crees que aportarán más a la atención médica? ¡Leemos vuestros comentarios!

 

¿Listo para empezar a usar OK Doctor?