¿Es la atención médica la clave para la adopción masiva de wearables?

5 de octubre de 2020
wearables-atención médica

Desde el momento que el iPhone llegó al mercado, revolucionó todos los paradigmas y dejó obsoletos a muchos de los principales competidores como Blackberry o Nokia. Apple nos mostró lo que un smartphone puede llegar a hacer. Esto nos cambió por completo a todos y ya no pudimos mirar atrás.
Otro sector tecnológico ha llegado a este punto, son el uso de los wearables. Si bien los rastreadores de actividad física como Fitbit son indudablemente impresionantes, está claro que los dispositivos portátiles tienen mayor potencial que cualquier otro sistema.
¿De dónde vendrán la inspiración y la innovación que transforme los wearables en necesidades diarias imprescindibles?
El primer paso para hacer que los wearables sean imprescindibles
Antes de convertirse en fundador y director ejecutivo de la empresa australiana de prendas de vestir dorsaVi , Andrew Ronchi era fisioterapeuta. Su experiencia profesional le hizo darse cuenta de que había una brecha crucial entre los wearables y los profesionales de la salud.

“Lo que hacemos como profesionales de la salud podría mejorarse con datos más precisos y objetivos para guiar el asesoramiento que brindamos. Busqué soluciones, pero no pude encontrar ninguna”, dice. “Realmente parecía haber una brecha en el mercado para un dispositivo portátil que pudiera proporcionar estos datos de movimiento precisos para guiar e informar mejor el tratamiento de los pacientes y eliminar las conjeturas”.

Ya hemos dado el primer paso en esta dirección con dispositivos portátiles que pueden contar la cantidad de pasos dados o medir la frecuencia cardíaca. Pero estas capacidades no han hecho que los dispositivos portátiles sean todavía una necesidad para los consumidores.
Para hacer esto, debemos tomar una dirección diferente; deben dirigirse hacia la medicina preventiva.

Decisiones más informadas = Soluciones más precisas
En lugar de simplemente proporcionar actualizaciones de estado, los wearables podrían rastrear patrones y hacer predicciones sobre lo que ocurrirá después. Esto los convertiría en un estándar en medicina preventiva. Cuanto más informado esté un profesional de la salud, más rápido y con mayor precisión podrá encontrar soluciones a un problema.
Hacer esto accesible a las masas crearía una nueva forma de abordar la atención médica. El trabajo de dorsaVi gira en torno a la obtención de información y datos con calidad de laboratorio a un precio asequible.

“Los datos producidos por dorsaVi anteriormente solo estaban disponibles en un laboratorio de biomecánica, lo que estaba fuera del alcance para la gran mayoría de las personas”, explica Ronchi. “Era prácticamente del dominio exclusivo de los atletas de élite e investigadores “.

Abrir esta vía produce muchas utilidades. Por ejemplo, sabríamos qué alimentos debemos y no debemos comer en un día determinado para cumplir con una dieta. Cuándo iniciar y detener un ejercicio con precisión. Más allá del acceso a información y conocimientos vitales, también nos daría certeza sobre las situaciones. Podríamos identificar cuándo deberíamos preocuparnos (o ni siquiera preocuparnos) por algo que está sucediendo con nuestro cuerpo.

Ofrecer datos a los usuarios es lo más saludable que podemos hacer
Además de brindar nuevas habilidades al consumidor promedio, los wearables también harían que las consultas médicas fueran más eficientes .Dado que pueden monitorear y rastrear sin problemas métricas de salud reales, los wearables podrían reducir la cantidad de pruebas de laboratorio y procedimientos para averiguar exactamente qué nos ocurre. Esto significa menos tiempo para probar teorías y un ciclo de diagnóstico más rápido.
Hoy en día, muchos centros médicos y trabajadores se encuentran sobrepasados. En consecuencia, en muchas ocasiones las personas enfermas tienen que esperar una cantidad excesiva de tiempo para ver a un especialista. Esto es inaceptable. Al acelerar los procesos, los wearables pueden reducir drásticamente este tiempo de espera para que obtengamos respuestas y un plan de acción más rápido.
A gran escala, esto tendrá un gran impacto en los sistemas de salud de todo el mundo. Con datos e inteligencia artificial, los wearables pueden enfocarse a problemas específicos como enfermedades crónicas.

Ya está sucediendo
Lo mejor del potencial de los wearables es que ya está ocurriendo. Los desarrolladores se están esforzando para adaptar los wearables a la atención médica.
Under Armour se está asociando con una serie de empresas (Samsung, HOVR, JBL) para transformar la experiencia de correr con su aplicación MapMyRun. La colaboración permite a los corredores ver detalles importantes sobre su postura y distribución de peso para que no solo puedan mejorar su rendimiento sino también prevenir problemas de salud a largo plazo que se producen por correr de forma incorrecta.
Welt se presenta con un cinturón inteligente para profesionales de negocios. El cinturón es capaz de rastrear la sobrealimentación, la actividad y el diámetro de la cintura; incluso puede invitar a las personas a levantarse de la silla si han estado sentadas durante demasiado tiempo o alertarlas de que se han consumido demasiadas calorías.
Hacer que el poder de los datos de salud relevantes sea accesible para todos transformará la forma en que vemos nuestra salud, de la misma manera que Apple transformó el mercado de la telefonía móvil. Y como en ese ejemplo, una vez que veamos lo que es posible, nunca podremos mirar atrás.

 

¿Listo para empezar a usar OK Doctor?