El estado actual de la transformación digital de la atención sanitaria (Parte 1)

3 de julio de 2020
transformación digital en atención sanitaria parte1

Ya se trate de procedimientos menos invasivos, resultados de pruebas más rápidos o métodos de rayos X más seguros, la nueva tecnología siempre ha sido uno de los principales catalizadores de una mejor atención médica para todos. Por tanto, mantenerse al día sobre las últimas innovaciones en salud es imprescindible para las instituciones médicas.

Desafortunadamente, solo el 7% de las compañías farmacéuticas y sanitarias afirman ser “digitales”. La industria de la salud no puede permitirse el lujo de no mantenerse al día con la tecnología y, afortunadamente, parece que las partes interesadas de la industria están empezando a darse cuenta de ello.

Dar sentido a todas las innovaciones médicas que se avecinan puede llegar a ser desalentador. Para ayudarte a obtener algo de claridad, hemos creado una serie de posts sobre la transformación digital de la atención médica. Estos artículos abarcan nuevas aplicaciones médicas en desarrollo que involucran tecnologías emergentes como la inteligencia artificial (IA), el Internet de las cosas (IoT), y más.

Para nuestra primera entrada, profundizaremos en los sistemas de salud bajo demanda y el impacto que la realidad virtual (VR) está teniendo en el campo.

Atención eficiente bajo demanda

La integración de nuevos paradigmas en tu labor de atención médica puede mejorar drásticamente la experiencia general de tus pacientes, clínicas y aseguradoras para las que trabajas. Los hospitales y las clínicas generalmente se benefician de operaciones médicas eficientes, mejores resultados de los pacientes, menos errores causados por el ser humano y menores costes en general.

La atención médica bajo demanda es uno de esos modelos que está experimentando un aumento en la popularidad gracias a la tecnología. Y, aunque es visto como un cambio radical por algunos, puede crear una experiencia médica de mayor calidad. Los pacientes ya no tendrían que fijar citas previamente, podrían ser atendidos en el momento justo en el que sienten la molestia, y no tendrían que esperar meses para obtener una cita debido a la apretada agenda del médico.

Los smartphones permiten que cada vez más pacientes encuentren atención bajo demanda. Y es una tendencia que no muestra signos de desaceleración. Los móviles no sólo son una prioridad para clínicas y aseguradoras, desde el punto de vista del marketing y los contenidos, sino que se han convertido en una herramienta para conectar con los pacientes. En 2018, el móvil representaba el 52% de todas las conexiones a Internet a nivel mundial. A finales de 2019 había más de cinco mil millones de usuarios móviles en todo el mundo.

Pero no es solo el marketing y la navegación lo que hace que la tecnología móvil sea una parte integral del futuro de la atención médica. Según un estudio de DMN3, los consumidores utilizan el acceso a internet de sus teléfonos móviles para obtener una gran variedad de información relacionada con el sector sanitario. Un 47% buscan médicos, el 38% busca información sobre hospitales, clínicas y hospitales, y un 77% usa su teléfono móvil para reservar o actualizar citas.

La nueva realidad virtual

A diferencia de la atención médica bajo demanda, la realidad virtual proporciona una mejora masiva para los médicos y otros profesionales. Usando la realidad virtual, los médicos pueden continuar su formación y mejorar su experiencia, formándose en entornos virtuales. También, pueden pedir ayuda sobre cómo realizar un procedimiento nuevo o raro, simplemente organizando una sesión de realidad virtual con un facultativo experimentado. Los residentes pueden practicar su especialidad sin usar un paciente vivo. Los profesionales que entrenaban con VR realizaron cirugías un 29% más rápido, cometieron 7 veces menos errores que sus compañeros no entrenados por VR.

Para los pacientes, la realidad virtual proporciona una gran cantidad de aplicaciones. Los usuarios pueden seguir las indicaciones de un entrenador virtual para hacer más ejercicio o para cumplir con los cambios necesarios en su estilo de vida. Los niños con autismo y ansiedad social podrían sentirse más cómodos con el mundo y adaptarse poco a poco al mundo real.

La realidad virtual puede incluso ayudar a los pacientes a lidiar con problemas de dolor crónico. Es más segura y puede ser más eficiente para muchos pacientes que sufren de TEPT, accidente cerebrovascular, ansiedad, dolor crónico, migrañas, entre otras patologías. De hecho, se ha demostrado que el uso de la realidad virtual como herramienta de ocio, reduce el dolor de la herida postquirúrgica en un 24% de los pacientes.

Otro ejemplo de uso con éxito de la realidad virtual, es la reducción del dolor en el parto de mujeres embarazadas. En 2017, se experimentó con las víctimas de quemaduras y juegos de realidad virtual para quitarles de la mente sus heridas cuando se cambiaban las vendas.

En un estudio de 2017 de 120 pacientes en Cedars-Sinai Medical Center, la mitad de los pacientes recibieron un casco de realidad virtual con 21 experiencias inmersivas, mientras que la otra mitad vio programas relajantes en la televisión (como yoga, meditación y lecturas de poesía). Los pacientes con realidad virtual experimentaron mayor alivio del dolor.

Salud para todos

Mantener la atención sanitaria accesible, si los costes siguen aumentando, va a ser un desafío importante para la industria de la salud. La introducción de nuevas tecnologías como la realidad virtual y paradigmas como la atención bajo demanda, pueden mejorar la experiencia médica de todas las partes interesadas involucradas.

¿Listo para empezar a usar OK Doctor?