Como los algoritmos de video chat pueden medir signos vitales

31 de agosto de 2020
algoritmos de video chat

Nos encontramos en una época donde los avances tecnológicos están modificando nuestra forma y estilo de vida. En este artículo, queremos acercaros una tecnología que está revolucionando el mundo de la telesalud y wearables. Se trata del video chat, creado por la compañía de desarrollo de aplicaciones médicas Binah.ai., cuyo objetivo es ayudar a los médicos a mejorar la asistencia de salud a distancia, midiendo los signos vitales de sus pacientes de forma remota.

¿Cómo funciona la tecnología Binah.ai?
Actualmente, el video chat mide el ritmo cardíaco, la respiración, el nivel de estrés, la variabilidad del ritmo cardíaco y la saturación de oxígeno. La compañía dice que la presión sanguínea del usuario también será medida a través del video.

¿Cómo es posible medir este conjunto de signos vitales a través de un video chat? Te preguntarás si Binah.ai ofrece un producto wearable o físico para acompañar a su herramienta de IA. En realidad, la compañía usa una tecnología llamada pletismografía, que monitoriza el color facial del usuario para encontrar pequeños cambios con los que puede calcular mediciones como el pulso, respiración y los niveles de oxígeno.

Si bien sabemos que la pletismografía no es una tecnología o teoría nueva, sí ha sido estudiada y mejorada por los investigadores durante la última década, y otras empresas de desarrollo de la IA la han estado utilizando para un campo relativamente nuevo llamado “computación afectiva”. Este campo utiliza la IA para medir el estado emocional de una persona para el diagnóstico y para que los equipos informáticos interactúen en consecuencia.

Aunque la tecnología de Binah.ai no tiene estudios publicados que investiguen su exactitud o eficacia, la empresa dice que los clientes la han comparado con otras herramientas de medición, y la tecnología funciona con exactitud.

Aplicaciones de Binah.ai
Sompo, una compañía de seguros japonesa, está utilizando la tecnología de Binah.ai en una aplicación que los conductores emplean para medir sus niveles de estrés mientras conducen. Aunque esta aplicación ha tenido mucho éxito, el objetivo principal de Binah.ai es convertirse en un producto básico en el cuidado de la salud.

Una portavoz de Binah.ai dice que la compañía imagina un mundo donde un paciente hace cola delante de un quiosco mientras está en la sala de espera para que le midan los signos vitales “sin ser tocado en absoluto”. Obviamente, esto puede ahorrar a los hospitales incontables horas de tomas vitales, y puede salvar la brecha en la telesalud, donde un médico no se siente tan cerca del paciente a través del video, porque no puede tocar al paciente cuando lo necesita.

La compañía planea lanzar una aplicación móvil desarrollada para que los consumidores prueben sus propios niveles de estrés y signos vitales. Sin embargo, la aplicación y sus características no serán gratuitas. En cuanto a la privacidad de los datos, Binah.ai dijo que los clientes tendrán la opción de no permitir que la aplicación almacene ningún dato personal. Si el usuario quiere ver sus datos analizados y recibir información de la aplicación, la aplicación móvil solo almacenará los datos vitales, pero no cualquier imagen o datos de video.

Otra empresa clave en este sector
Algunas empresas han utilizado una tecnología similar para desarrollar sus productos. Es el caso del Laboratorio Neurodata de Moscú, que lanzó su tecnología de video para la detección del ritmo cardíaco en línea como una demostración. En un futuro cercano, la compañía quiere hacer pública la tecnología a través de una aplicación médica móvil.

Desde el Laboratorio Neurodata, se dijo que su tecnología de detección de pulso es tan precisa como las mediciones de los wearables de fitness y los relojes inteligentes del mercado actual. Proponen que, usando el pulso y otros datos fisiológicos, la IA puede deducir si la persona tiene ansiedad, está estresada o experimenta otras emociones.

Un futuro turbio
No hay ningún precedente para este tipo de tecnología. Genera datos sensibles fuera de las instituciones de salud, haciendo que las leyes y regulaciones sean poco claras. No sabemos cómo estos datos deben ser protegidos o tratados. Binah.ai y Neurodata Lab, transfieren responsabilidades como ésta a sus clientes y consumidores.

No se sabe cuándo se aprobará la tecnología de Binah.ai, o si los consumidores disfrutarán de su aplicación móvil, pero el creciente interés en esta tecnología apunta a una fuerte necesidad de empezar a debatir las regulaciones y leyes en torno al uso por parte de las empresas del sector salud y sobre la protección de datos de los pacientes

¿Qué opinas de la innovación de Binah.ai? ¿Descargarías esta aplicación si estuviera disponible en la App Store?

¿Listo para empezar a usar OK Doctor?