4 usos de la Inteligencia Artificial que mejorarán la atención médica

6 de agosto de 2020
4 usos de la IA

La inteligencia artificial (IA), está creando soluciones innovadoras a problemas presentes desde hace algunos años en varias industrias. Una de las más beneficiadas por esta tecnología, ha sido la asistencia sanitaria.
Partners HealthCare, una red de centros médicos sin ánimo de lucro con sede en Boston, identificó durante su Foro Mundial de Innovación Médica de 2018 numerosas soluciones tecnológicas basadas en la Inteligencia Artificial (IA), listas para revolucionar la atención al paciente en la próxima década. Pero, en los últimos doce meses, las investigaciones relacionadas con la IA han aumentado tan rápido que, varias de esas soluciones han dejado de ser un futurible para convertirse en una realidad.

Entre las soluciones tecnológicas que formarán parte de la práctica diaria muy pronto, cabe destacar:

Imagen diagnóstica
La radiología ya se ha beneficiado del desarrollo de soluciones basadas en IA y muchos centros médicos a nivel mundial, están aprovechando el potencial de esta tecnología. Las soluciones de machine learning integradas en aplicaciones que analizan imágenes médicas (radiografías, ecografías…), están ayudando a la detección precoz, a una evaluación más precisa y a conseguir los mismos resultados diagnósticos con pruebas menos invasivas y costosas.

Pero como siempre, todo esto conlleva una gran responsabilidad. Los radiólogos están a la vanguardia de la revolución de la Inteligencia Artificial en la medicina y depende de ellos desarrollar e implementar prácticas que preserven la confidencialidad entre especialista y paciente, la integridad de los datos y el flujo de trabajo.

“Desde la comunidad de radiología, sentimos la responsabilidad de asegurarnos de que cumplimos y traducimos esto en una mejor atención”, explica Alexandra Golby, Profesora de Neurocirugía y Radiología en la Facultad de Medicina de Harvard. “¿Puede la radiología estar a la altura de las expectativas? Es cierto que hay desafíos muy complejos, la comunicación y comprensión por parte de médicos y pacientes de lo que los algoritmos nos exponen. Pero la necesitamos y queremos que esta atención esté disponible en todo el mundo.”

Diagnósticos y la toma de decisiones.
Además de radiología, otras especialidades de diagnóstico como la patología, se están beneficiando de la aplicación de la IA. Como resultado, Annette Kim, profesora Asociada de Patología en la Escuela de Medicina de Harvard, cree que esta ventaja permitirá a las soluciones de software basadas en IA madurar más rápido en esta especialidad médica.

“La patología es el centro del diagnóstico, y el diagnóstico abarca el mayor porcentaje de todos los cuidados del paciente” dice Kim. “Integramos una gran cantidad de datos, para llegar a un diagnóstico. A medida que el volumen de datos aumenta, impacta negativamente en el tiempo que necesitamos para sintetizar la información”.

La IA ayudará a automatizar y acelerar los procedimientos rutinarios que consumen un gran volumen de tiempo de los profesionales. También ayudará en el triaje, para que los pacientes tengan acceso a la atención que necesitan de la forma más rápida. Por último, la IA asegurará que los patólogos no se pierdan la información relevante dispersa entre la gran cantidad de datos contenidos en los historiales médicos de los pacientes.

Mejor salud cerebral a través de una monitorización más inteligente
A pesar de todos los avances científicos y tecnológicos, el cerebro sigue siendo el órgano más misterioso del cuerpo. El cerebro humano es una máquina compleja, que ha confundido a los desarrolladores e investigadores de la salud durante siglos.

Pero con la Inteligencia Artificial, los especialistas están consiguiendo progresos rápidamente en este campo. Sobre todo, en las áreas relacionadas con la función cognitiva y las enfermedades neurológicas. La IA permite a los facultativos, obtener mediciones más detalladas y continuas, garantizando una mejor calidad de vida al paciente.

Dar sentido a los datos de salud a través del intercambio de información
Fast Healthcare Interoperability Resources (FHIR) es una tecnología innovadora que permite el intercambio de historiales médicos electrónicos (EHR). Combinada con la IA, permitirá que el almacenamiento estático y parcial de información médica en entornos desconectados, sea cosa del pasado. Al trabajar con un enfoque dinámico y con el objetivo de que los datos estén accesibles y completos, permitirá que todos los miembros del sistema sanitario se beneficien de un entorno de intercambio de información más flexible y fluido.

Por supuesto, tanto los pacientes como los centros médicos tendrán que desempeñar su papel manteniendo la seguridad y la integridad de los datos a medida que se transfieren entre los diferentes sistemas. Pero los beneficios potenciales son inmensos comparados con los riesgos.

“Depende completamente de cómo cada uno de los agentes de la comunidad médica apueste por interfaces abiertas y modelos de negocio abiertos”, explica Samuel Aronson, Director Ejecutivo de TI en Partners Personalized Medicine. “Si todos remamos en la misma dirección, existe una posibilidad real de que veamos mejoras fundamentales en el sistema de salud en los próximos años”

¿Qué tecnología de IA crees que cambiará más la atención médica? ¿qué aplicaciones de la IA te entusiasman más? Háznoslo saber en los comentarios

¿Listo para empezar a usar OK Doctor?