4 tendencias que están mejorando la atención médica

22 de junio de 2020
4 tendencias mejora atención médica

La atención sanitaria está experimentando una transformación digital radical. Dado que es un campo que nos afecta a todos, es importante estar al tanto de las tendencias que lo están modificando, sobre todo las que lo están haciendo para mejor:

1. Wareables
Conocemos desde hace tiempo las aplicaciones para mejorar la salud y la forma física y se prevé un aumento de éstas en los próximos años. ¿Por qué es así? Porque los dispositivos wareables han llegado a nuestras vidas para quedarse.

Cada vez más médicos, están adoptando los beneficios que la tecnología wareable ofrece. Como resultado, los están empleando más para monitorizar a los pacientes. Según Accenture, el 91% de las aseguradoras privadas, quieren que la monitorización de pacientes con dispositivos portátiles sea parte de sus iniciativas de salud preventiva.

Ya hay aplicaciones, de implementación inmediata, para comprobar si hay irregularidades cardíacas, analizar las métricas y patrones de salud, e incluso monitorizar las constantes vitales de los niños. Pero esto es solo el principio.

2.- Telemedicina o teleasistencia.
Tradicionalmente, enfermar significaba un viaje obligatorio al centro médico para recibir tratamiento. Gracias a los nuevos paradigmas de “tele-salud”, como la monitorización remota de pacientes, esto ya no es así. Las citas virtuales y las videoconferencias, se están convirtiendo en una alternativa a las visitas personales al médico. La epidemia de COVID-19 solo ha acelerado un proceso que ya estaba en marcha.

La Telemedicina también tiene beneficios para los pacientes, ya que pueden consultar a un profesional médico cómodamente sin tener que desplazarse al centro de salud. Probablemente estés pensando, “¡Esto no es un sustituto para un chequeo en persona!” Pero los chequeos desde la óptica de la telemedicina, tienen más posibilidades de lo que se piensa inicialmente.

Con los dispositivos wareables, médicos y pacientes pueden realizar pruebas y mediciones simples a la vez. Y, a veces, incluso es posible obtener información en tiempo real y actualizar los planes de tratamiento en consecuencia. Además, la telemedicina, a menudo ahorra cantidades considerables de tiempo y dinero cuando la atención se realiza en situaciones que no son de emergencia.
Es algo que se necesita y sobre todo en zonas rurales, donde el médico no está presente todos los días y está limitado en tiempo y capacidad de actuación, ya que, en zonas menos pobladas, un solo médico, ha de atender a diferentes poblaciones, ¡imaginad si hay una urgencia!

Todo esto se complica cuando entre esa población, hay enfermedades crónicas, que necesitan una atención más continuada. Los pacientes necesitan acudir a su especialista para continuar su tratamiento, etc. Todo esto, se solventaría, al menos en gran parte, con la teleasistencia, ahorrando tiempo, recursos e incluso mejorando la relación médico – paciente (los primeros por no poder abarcar todo el trabajo y los segundos por la tranquilidad de seguir mejorando desde casa, con toda la atención).

3.- Privacidad y portabilidad de datos
Mantener la privacidad de los datos y cumplir las regulaciones de la AEPD es más necesario e importante que nunca, ya que hay un aumento de componentes de la asistencia sanitaria que se gestionan a través de redes informáticas.

Las leyes de AEPD, ordenan que los registros electrónicos de salud sean privados. Para asegurar esto en la era digital, muchas instalaciones médicas están intensificando sus medidas de seguridad para evitar cualquier violación de datos. La violación de las leyes de la AEPD, pueden derivar en grandes sanciones.

También es necesario mejorar la eficiencia del intercambio de datos de los pacientes. No es un secreto que hay enormes ineficiencias presentes cuando se trata de este tema o un paciente se cambia de comunidad autónoma. Esto a menudo hace más difícil el trabajo de los profesionales de la salud cuando intentan recuperar información para entender y tratar la enfermedad de un paciente. Por lo que hay que seguir innovando y desarrollando diferentes métodos que ayuden, para que estas situaciones sean cada vez menores.

4. Inteligencia Artificial
La inteligencia artificial (IA) es un tema candente en cualquier industria. Pero tal vez sus mayores aplicaciones se encuentran en el campo de la tecnología médica.

Los datos juegan un papel primordial en la atención sanitaria en estos días. Los profesionales médicos confían en ella para comprender mejor las enfermedades, las tendencias de diagnóstico y las posibles soluciones. La IA podría acelerar muchos procesos de diagnóstico, permitiendo el inicio temprano del tratamiento y mejorando las tasas de recuperación.

La IA también está ayudando a otras partes interesadas del ámbito médico. Los científicos farmacéuticos pueden entender mejor la medicina que están desarrollando, haciendo que las pruebas sean más rápidas y eficientes. A su vez, esto conduce a un tiempo de respuesta más rápido a las demandas del mercado.

Con estos aspectos, podemos entender que la tecnología, nos ayuda. En el ámbito de la medicina, cada vez se hace más necesaria para poder realizar un trabajo más eficiente, con mejor tiempo de respuesta, en definitiva, de mejor calidad.

¿Listo para empezar a usar OK Doctor?